domingo, enero 22, 2006

El organillo

(Foto de Jesús Guzmán Moya con Sony Cyber-shot DSC-T1)


Este enigmático aparato musical apareció durante el siglo XVII, en europa. Lllegaron a México en 1884 los primeros organillos.

Es común verlos en el centro histórico de la ciudad de México, y en el de Puebla. Es sorprendente la indiferencia hacia ellos, razón por la cual están destinados a desaparecer, por lo que vale la pena darles una moneda cada vez que escuchemos su original sonido.

5 comentarios:

Luunna dijo...

Los organilleros en mi pais, todavia existen, son muy particulares,son muy coloridos, andan con un jaula con un loro, y ademas si les das una moneda te dan un papelito con la suerte,yo vivo en un edificio de departamentos, y por mi calle los escucho cuando pasan y la gente todavia se para sobre todo con niños chiquitos a mirarlos..
Pero como tu dices tendran a desaparecer
Un saludo afectuoso
Luunna

Chucho dijo...

Suena interesantes lo que pasa en tu país Luunna, saludos.

noemi dijo...

A mí me encantan, pero en efecto día a día se ven menos.

Hay que guardar algunos en museos, porque ya no se hacen mas.

Besos

La Hija de Zeus dijo...

En mi país (Venezuela) no existen.. me sorprendio tu post.. yo los conozco de comiquitas en donde siempre están con un monito..

Chucho dijo...

Noemi compartimos la misma preocupación.

Hija de Zeus, que bueno que pude enseñartelos.

Saludos